EL PIBE DE LOS CHOCOLATES

En la esquina de Averno y Cielito, siempre merodeaba un pibe entregando golosinas a cambio de una colaboración. Envuelto en harapos, con la cara mugrienta y los mocos asomando, caminaba de aquí para allá sin tener demasiado éxito. Los mortales pasaban con prisa y no le daban bolilla. Algunos lo miraban de reojo, con cierta culpa. Otros le pasaban lejos, como queriendo no escucharlo. Uno cada tanto, le daba las gracias, pero no le ayudaba. Casi nadie se preguntaba por qué el pibe seguía con insistencia en esa esquina, todos los días. Eran contados quienes le compraban, casi con lástima, como si el muchachito necesitara tan solo la monedita. Un día pasaba una muchacha bonita, que se inquietó al verlo. No lo miró como los demás, ajeno y desconocido, sino como un alma gemela, quizás un espejo hacia un tiempo pasado, o como aquello que por capricho del destino le podría haber tocado.

-Dos chocolates por diez pesos señorita. – se apuró a decirle.

– ¿Cómo te llamás? – le dijo mientras sacaba el billete del monedero.

– Maxi. – respondió con los ojitos perdidos en las baldosas.

– Gracias. Me vas a endulzar la mañana. Espero vendas mucho hoy.

            Al mocoso se le dibujó una sonrisa, y siguió ofreciendo los chocolates a los transeúntes. La chica hizo unos pasos, pero se detuvo para mirar atrás. De pronto más gente frenaba para comprarle al pequeñito, que entregaba con apuro la mercancía de la caja de cartón que llevaba bajo el brazo. Iba haciendo un bollito los billetes que recogía, y en la carita se le confundía la mugre con la alegría. Volvió a seguir su camino la dama, pero se quedó pensando. Quizás su acción había contagiado a las personas. Tal vez al detenerse a mirar al pibe, lo hizo visible para el resto de los caminantes. O a lo mejor, lo único que hizo fue mover unos hilitos en esa trama compleja y difícil de interpretar que tiene el universo. A veces no nos damos cuenta, que un pequeño acto por más insignificante que sea, puede cambiar el mundo.

 

Carlos Manuel Vicente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s