LOS CERROS OLVIDADOS

Eran Cuatro cerros escondidos,

Entre la bruma del valle oeste.

Cuatro noches en larga vigilia,

Buscando aquellos sueños perdidos.

Un alma callada va contando,

Las horas de un tiempo inanimado.

Corazón de sangre cristalina,

Acongoja deseos soñando.

Un viento sagrado que al sur nace,

Y se lleva las nubes salvajes.

Ante mis ojos queda el misterio,

Potrero donde la vida yace.

Eran cuatro cerros olvidados,

Por la memoria y por las conciencias.

Ya nunca podré contar la historia,

Deberán seguir abandonados.

Carlos Manuel Vicente

0014191782

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s